El Caballero Cristiano

El caballero cristiano es una persona virtuosa o humanamente cultivada; pero, a diferencia de cualquier otro caballero, su motor para el desarrollo humano es la fe y sobre todo, la Vida nueva o gracia que recibe a través de una relación con Jesucristo en la oración y los sacramentos.

Es éste el combustible de su cambio y plenitud humana; es la vida nueva que recibe de Jesús que lo influencia y empuja a crecer en su humanidad. Para esto veremos en tres encuentros, las diferencias entre una persona virtuosa y otra que es virtuosa estimulada por la gracia.

Este curso online sobre El Caballero Cristiano te permitirá entender de un modo el poder transformador de la gracia.

  • Temas
  • ¿En qué se diferencian un hombre virtuoso y un hombre virtuoso movido por la gracia
  • El caballero, su humanidad
  • ¿En qué consiste el “diferencial cristiano” en el caballero?
  • ¿Qué significa ser un caballero cristiano?
  • Tu instructor

Padre Federico Pinto

Sacerdote

El P. Federico Pinto es Sacerdote de la Sociedad San Juan. Cursó sus estudios secundarios en el Colegio Santo Tomás de Aquino de Buenos Aires.

Es Licenciado en Filosofía por la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, (Buenos Aires), y Bachiller en Teología por la Pontifica Universidad Lateranense (Roma).

Como sacerdote, se desempeñó en Italia como vicario de San Francesco di Paola, y en la pastoral universitaria. Ha sido Capellán del Newman Center de la Southern Oregon University y Oregon State University, USA, como también vicario parroquial de la Saint Mary´s Parish.
También estuvo encargado de la formación de los probantes de la Sociedad San Juan. Fue párroco de la Parroquia del Salvador, Serrezuela, Córdoba.

Actualmente vive en Rosario, Santa Fe, en donde es capellán y profesor en el Colegio San Patricio y en el Colegio Marista, además desarrolla actividades con secundarios y con adultos en los programas de evangelización de la SSJ.

La Verdad se ha aceptado en el mundo no por su carácter de sistema, ni por los libros, ni por la argumentación, ni por el poder temporal que la apoyaba, sino por la influencia personal de quienes testificaron, siendo a la vez maestros y modelos de la misma.

John Henry Newman

Oxford University Sermons, V

Inscribite a

El Caballero Cristiano