Algunas razones para esperar hasta el matrimonio

Nunca te advirtieron no hacer algo y te dijiste –pero no pasa nada–… ¿Y luego descubriste de primera mano que tenían razón?
En este curso vamos a preguntarnos por qué escuchamos de la Iglesia que esperemos hasta el matrimonio para las relaciones sexuales. Son un regalo de Dios mucho más importante que cualquier otro regalo que podamos recibir. En los tres videos vamos a explorar qué es el ser humano, para qué es el sexo, y algunas objeciones a este ideal y sus respuestas.
No pienses que si -en tu propia vida- ya no esperaste, este curso no es para vos. Vamos a enfrentar esa objeción también.
Sabemos que este tema es muy relevante en nuestra sociedad y en nuestras vidas, y que es uno de los temas prácticos en que el estilo de vida de los discípulos de Jesús es cada vez más contra-cultural. ¡Los esperamos para ver juntos lo que Jesús nos tiene para decir!
  • Temas
  1. ¿Quién es y para qué es el ser humano?
  2. El sentido del sexo en la vida humana.
  3. ¿Vale la pena esperar? Objeciones típicas.
  • Fellow

S. Bernadette Wilson

consagrada

Es de Portland, Oregon, USA. Se graduó en la Valley Catholic High School en Beaverton, Oregon. Obtuvo su Bachelor of Arts en la Oregon State University (Corvallis, Oregon) en Behavioral Science and Education. Realizó el Master of Arts en Theology en la Franciscan University of Steubenville (Ohio). Durante sus años de formación sirvió en Córdoba (Argentina) y en Corvallis (Estados Unidos) trabajando con jóvenes secundarios y universitarios, y con personas de zonas marginales. Luego, sirvió en Pilar, Buenos Aires, y de vuelta en Corvallis en los programas de evangelización para adultos y jóvenes. Actualmente vive en el Centro Pastoral de Montevideo, Uruguay, donde trabaja con adultos en los programas de evangelización de la Sociedad San Juan desde la Iglesia de la Transfiguración de Montevideo y la Parroquia de Nuestra Señora del Huerto y San José.

La Verdad se ha aceptado en el mundo no por su carácter de sistema, ni por los libros, ni por la argumentación, ni por el poder temporal que la apoyaba, sino por la influencia personal de quienes testificaron, siendo a la vez maestros y modelos de la misma.

John Henry Newman

Oxford University Sermons, V

Inscribite a

Algunas razones para esperar hasta el matrimonio